Pasear, hacer una comida campestre, bañarse, admirar el Palacio, asistir a alguno de los cursos o actividades culturales de la UIMP, hacer deporte, visitar el Parque Marino, disfrutar de los conciertos en verano…, todas estas actividades pueden realizarse en el mismo lugar: la Península de La Magdalena. Este extenso parque, de 24,5 hectáreas, es uno de los lugares de esparcimiento predilectos de los vecinos de Santander y sus visitantes. Aquí hay que dejar a un lado el reloj y olvidarse de las prisas, pasear, perderse y disfrutar.

Gráfico extraído de la Guía Oficial de Turismo de Santander

Real Sociedad de Tenis 
______________________

☎ Teléfono 942 273 016

Club privado. No visitable.

www.rstenis.com

Fundado en 1906, ‘El Tenis’ como familiarmente se conoce, es fruto del surgimiento de la vida social y deportiva de noble cuna en la ciudad. Está profundamente ligado a la Monarquía Española, ya que debe su fundación a la presencia de la Familia Real en Santander. El monarca Alfonso XIII fue el primer Presidente de Honor del Club y hoy es su nieto, el rey Juan Carlos I, quien ostenta ese cargo. Tiene una buena oferta de actividades deportivas y de ocio en general, además de un restaurante. ☎ Teléfono 942 273 016 Club privado. No visitable. www.rstenis.com Fundado en 1906, ‘El Tenis’ como familiarmente se conoce, es fruto del surgimiento de la vida social y deportiva de noble cuna en la ciudad. Está profundamente ligado a la Monarquía Española, ya que debe su fundación a la presencia de la Familia Real en Santander. El monarca Alfonso XIII fue el primer Presidente de Honor del Club y hoy es su nieto, el rey Juan Carlos I, quien ostenta ese cargo. Tiene una buena oferta de actividades deportivas y de ocio en general, además de un restaurante.

Tren Turístico El Magdaleno 
______________________

Quienes deseen disfrutar de una buena panorámica de la Península de La Magdalena pueden optar por subir al trenecito turístico ‘El Magdaleno’, cuya taquilla está a la entrada del recinto, a mano izquierda. Esta opción es ideal para quienes realicen la visita acompañados de niños o de gente mayor o simplemente para quienes deseen ahorrarse la caminata y, al tiempo, escuchar explicaciones salpicadas con datos históricos y anécdotas acerca del lugar. La visita con comentarios en este tren turístico puede realizarse de 8.00 a 22.00 horas en verano y de 9.00 a 20.30 horas el resto del año.

Monumentos 
______________________

Los jardines de la península de La Magdalena son obra del paisajista francés Forestier y cuentan, entre otros monumentos, con un Memorial a las Víctimas del Terrorismo realizado por el escultor vasco Agustín Ibarrola, que se encuentra justo a la entrada del recinto, y con una escultura en homenaje al divulgador ambiental Félix Rodríguez de la Fuente, que aparece representado acariciando a un lobo ibérico, un poco más adelante, a la altura del parque infantil.

Parque Marino 
______________________

El recinto de La Magdalena cuenta entre sus atracciones con un Parque Marino de acceso gratuito. Está construido al aire libre y aprovecha la roca del acantilado y la entrada del agua del mar como piscinas naturales habitadas por focas, leones marinos y pingüinos.

Museo al aire libre ‘El Hombre y la Mar’ 
______________________

Este museo al aire libre es un reconocimiento al marino santanderino Vital Alsar. Aquí se encuentran los tres galeones que utilizó para su travesía del Océano Atlántico, emulando la expedición de Orellana. También hay una réplica de la balsa de madera con la que cruzó el Océano Pacífico en 1970, el viaje más largo de la historia realizado en una embarcación tan frágil y cuyo padrino español fue Salvador Dalí, que incluso pintó una vela para la balsa.

Isla de Mouro 
______________________

Desde la fachada noreste del palacio de La Magdalena puede admirarse la isla de Mouro. Una formación rocosa que llama especialmente la atención por su única construcción, un faro inaugurado en 1858 que anuncia a los barcos su entrada en la bahía de Santander. En días de temporal, este islote es fuertemente batido por las aguas bravas del Cantábrico, cuyas olas llegan a igualar en altura al faro, creando una postal espectacular. Aquí crece una planta curativa llamada ‘Perejil de Mar’.

Faro de La Cerda 
______________________

Descendiendo desde el punto anterior, se llega al Faro de la Cerda, construido sobre pronunciados acantilados. En este mismo lugar hubo un castillo de igual nombre, fundado en el siglo XVII para proteger Santander de sus enemigos. En la actualidad, técnicamente es una baliza y sus instalaciones están destinadas al ‘Aula del Mar’, un proyecto docente de la Universidad de Cantabria, la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y la Autoridad Portuaria.

Mareógrafo 
______________________

Siguiendo el sendero en la misma dirección, se llega al Mareógrafo, una pequeña construcción cuadrada realizada en piedra que servía para recoger todo tipo de datos marítimos, y al llamado ‘Embarcadero del Rey’, muy utilizado por la Familia Real en sus habituales excursiones marítimas y frecuentado ahora por pescadores y jóvenes bañistas, que aprovechan la altura para tirarse al agua.

Playa de Bikinis 
______________________

La playa de Los Bikinis está situada prácticamente a los pies del Palacio. Recibió este nombre al ser el arenal en el que se vio por primera vez esta prenda de vestir. Las responsables fueron las estudiantes extranjeras que, a principios de los años sesenta, venían a los cursos de verano de la Universidad y aprovechaban los descansos para ir a la playa. Causaron gran revuelo por sus trajes de baño, muy atrevidos para la época.

Caballerizas Reales 
______________________

Muy cerca del mar se ubican las Caballerizas reales, un conjunto de dependencias de estilo inglés construido una década más tarde que el palacio para guardar los animales y vehículos. Hoy en día son habitaciones que utilizan los estudiantes, profesores y la prensa acreditada durante los cursos de verano de la UIMP. El recinto también contiene un bar de acceso público el resto del año y un paraninfo en el que se celebran todo tipo de actividades, como conferencias, proyecciones, seminarios, etcétera.

La Horadada 
______________________

Desde las Caballerizas, mirando al mar, podemos contemplar La Horadada, una roca que según la leyenda fue perforada por la barca de piedra que transportaba las cabezas de los Santos Mártires, San Emeterio y San Celedonio. Estos dos soldados del ejército romano fueron decapitados en Calahorra por no renunciar a su fe cristiana y sus cabezas fueron depositadas en una barca de piedra, que descendió por el río Ebro, dio la vuelta a la península Ibérica y arribó a estas costas. Cuando se topó con esta piedra, la horadó sin mayores problemas, de manera que las cabezas de los santos pudieron llegar a la que hoy se conoce como Santander, en honor a uno de ellos (San Emeter). Lamentablemente la piedra se rompió a causa de un fuerte temporal.

Campa de La Magdalena 
______________________

Junto a Las Caballerizas hay una gran explanada verde, La Campa, un espacio que se extiende desde este punto hasta la puerta del recinto y que contiene una zona de juegos infantiles y un establecimiento hostelero. En origen, esta zona verde y llana se destinó a la práctica del deporte del polo. Hoy, acoge concursos hípicos, conciertos y otras actividades.

Playa de La Magdalena 
______________________

Sus tranquilas aguas, gracias a la protección que ejerce la bahía, atraen hasta aquí a familias con niños pequeños. Además, el arenal es ideal para tomar el sol, ya que está resguardado del viento y dispone de todos los servicios. La cercanía a la gran zona de césped de La Campa la hacen muy codiciada también para quienes aman el mar pero prefieren el césped.

Isla de La Torre 
______________________

También conocida como Isla de Los ratones -nótese el gusto de los santanderinos para cambiarle el nombre a los lugares-, su superficie es de aproximadamente media hectárea. En la actualidad acoge la escuela de vela Isla de la Torre, pero tiempos atrás se utilizó como enclave en el que mantener en cuarentena a los barcos que arribaban con tripulantes aquejados de enfermedades infecciosas. En días de marea baja se puede llegar a ella recorriendo a pie casi la mitad del trayecto.

Balneario de La Magdalena 
______________________

Caminando por la playa de La Magdalena en dirección a Los Peligros se llega a una porción del arenal conocida como ‘El Balneario’. Esta zona es especial en el imaginario santanderino por ser el lugar en el que todos los días del año se podía encontrar a Cioli, un socorrista vocacional y extraoficial que salvó la vida a, al menos, 140 personas que pasaron apuros en estas aguas. Cioli es un personaje muy querido por los santanderinos, que lo homenajearon antes y después de su muerte y se han agrupado en un movimiento popular que reclama un monumento en su honor.