Como ciudad de contrastes que es, Santander ofrece al viajero la posibilidad de relajarse admirando bellos paisajes, practicando deportes náuticos o reponiendo fuerzas en cualquiera de sus buenos restaurantes, pero también invita a callejear y experimentar el ritmo de una ciudad que no se conforma con vivir del turismo. El centro urbano está prácticamente colonizado por comercios, entidades y despachos profesionales y ofrece también el contrapunto perfecto gracias a la existencia de algunos de los centros culturales
más importantes de la ciudad.

Parlamento de Cantabria
______________________

C/ Alta
☎ Teléfono 942 241 060
www.parlamento-cantabria.es

Para hacer este itinerario por completo hay que subir a una de las zonas más antiguas de la ciudad, el Cabildo de Arriba. Para llegar allí, se puede ir por la Cuesta del Hospital, una vía con escaleras que está frente al Ayuntamiento y que recibe este nombre porque el inmueble que hoy alberga el Parlamento de Cantabria fue el antiguo Hospital de San Rafael. Este edificio, realizado con piedra de sillería y organizado en torno a un patio interior porticado, jugó un papel muy importante en momentos decisivos para la historia de la ciudad, como la explosión del Cabo Machichaco o la Guerra de la Independencia. Su protagonismo decreció con la construcción del nuevo hospital del Marqués de Valdecilla en 1928 y no se recuperó hasta 1987, cuando concluyeron las obras de rehabilitación que lo convirtieron en la sede del Parlamento regional. El nuevo edificio, conserva los aspectos más destacados del antiguo y le añade algunos nuevos puntos de interés, como el bonito hemiciclo realizado en piedra blanca. Puede visitarse concertando cita.

Convento de Santa Cruz 

______________________

Frente al Parlamento de Cantabria hay una joya escondida, que puede pasar desapercibida para el viandante a pesar de su valor artístico: el Convento de Santa Cruz. Fundado a mediados del siglo XVII por doña María de Oquendo, esposa del importante armador don Fernando de Riva Herrera, del conjunto se conserva la iglesia, el claustro, la sala capitular, el refectorio y los dormitorios. A partir de 1837, por el proceso de desamortización, fue utilizado como fábrica de tabaco. Es Bien de Interés Cultural desde 1982.

Parque del Agua 
______________________
Caminando de nuevo por la acera del Parlamento de Cantabria aparece, en uno de los costados del aparcamiento anexo, el acceso al Parque del Agua.
Espacio verde que se extiende por la ladera hasta las vías del tren. Aquí, el caminante puede adentrarse para descansar un rato o seguir la ruta por la calle Alta, donde encontrará la Iglesia de la Consolación.

Iglesia de la Consolación 
______________________
Este templo del siglo XVIII de estilo barroco es uno de los edificios más antiguos que se conservan en la ciudad y fue protagonista de la vida del Cabildo de Arriba, nombre
con el que se conoce a toda esta zona y cuyos orígenes se remontan al medievo, cuando la ciudad comenzó a extenderse desde la Puebla Vieja en la que habitaban hidalgos y clérigos
(en la calle Ruamayor).

Rampa de Sotileza 
______________________
En recuerdo de esta obra se bautizó la rampa que, un poco más adelante a mano derecha, desciende hasta las estaciones. En ella se han realizado recientemente dos intervenciones artísticas destinadas a recordar este carácter marinero del Cabildo de Arriba, donde antaño llegaban las aguas del mar. La primera de ellas se encuentra
sujeta a la pared de un recodo de la rampa y consiste en la reproducción del primer párrafo de la novela de Pereda. La siguiente obra es un mástil de diez metros de altura con la figura de una mujer mirando por un catalejo, en busca de los pescadores que están en la mar. Junto a esta instalación hay unas escaleras que dirigen hacia el pasaje de Peña, el túnel que lleva directo a la céntrica calle Jesús de Monasterio.

CDIS. Centro de Documentación de la Imagen de Santander 
______________________

Edificio Villaflorida
C/ Magallanes, 30
☎ Teléfono 942 203 030
www.cdis.es

Saliendo del MAS se puede caminar por la calle Magallanes hasta el número 30. Así se llega al complejo de Villaflorida, que acoge el Centro de Documentación de la Imagen de Santander (CDIS), el lugar idóneo para los amantes de la fotografía y de la historia. Este centro recupera y muestra al público fotografías pertenecientes al Archivo Municipal de Santander y las colecciones.

La Alameda Primera 
______________________

Desde el anterior alto en el camino, hay que descender por la calle Peñas Redondas para llegar a la calle Burgos, una vía peatonal muy concurrida que formaba parte de la desaparecida Alameda Primera, en la que se encontraba la primera plaza de toros. La calle Burgos se extiende desde Jesús de Monasterio hasta la plaza de Numancia, en la que destacan sus farolas decimonónicas con dedicatorias en recuerdo a personajes ilustres de la ciudad. A pesar de su fisonomía actual, por aquí discurría el arroyo Mies del Valle, que desembocada en la Ría de Becedo (a la altura del actual Ayuntamiento).

La Alameda de Oviedo (o Alameda Segunda)  
______________________

La calle San Fernando, la alameda de Oviedo y Vargas discurren en paralelo desde el final de la calle Burgos hasta Cuatro Caminos. Esta es una de las principales zonas de ocio de la ciudad, dado que aquí se conjuga una variada oferta comercial y hostelera. De hecho, en esta zona hay que destacar especialmente la posibilidad de degustar los famosos caracolillos, mejillones y rabas que hacen del aperitivo santanderino una tradición insoslayable. Sus cerca de 750 metros de longitud la convirtieron en sus inicios en una especie de salón de paseo. Aquí había un convento, una industria de gaseosas, grandes fincas y chalés, el cine Alameda, una fundición y una gran fábrica de cerveza, mucho más grande que la actual plaza de las Cervezas, que se encuentra a mano derecha de la alameda en dirección a Cuatro Caminos. La fisonomía actual de esta rambla es fruto del urbanismo de los años 80. En las ferias de Santiago se instalan casetas que ofrecen pinchos y bebida a un precio muy ajustado, recuperando el ambiente festivo que durante décadas tenía lugar aquí, donde se celebraban las fiestas patronales y se ubicaban las atracciones de feria.

Cuatro Caminos 
______________________

Al final de la Alameda se llega a Cuatro Caminos, una plaza circular a modo de rotonda que está presidida por la esfera armilar con la representación de los signos del Zodiaco. Actualmente conecta no cuatro sino seis vías importantes: la avenida de Valdecilla, la calle Alta, San Fernando, Camilo Alonso Vega y la avenida de Pedro San Martín, por la que hay que subir para alcanzar el siguiente punto de esta ruta.

Pronillo 
______________________

Para llegar al barrio de Pronillo hay que subir hasta la glorieta de los Osos. Por el camino se pasa al lado del grupo Amaro, de origen obrero, y la sede judicial de Las Salesas. Una vez allí, se pueden visitar las dependencias de la Traída de Aguas (Museo del Agua) que acoge una muestra en la que se explica la historia del abastecimiento del municipio, desde 1874 hasta la actualidad, así como el ciclo del agua (☎ teléfono 942 357 399).

Palacio de Riva Herrera 
______________________

En Pronillo se encuentra el Palacio de Riva Herrera, el edificio civil más antiguo de Santander. En sus muros se han vivido algunos de los momentos más importantes de la historia de la ciudad. Este palacio fue construido a mediados del siglo XVI cerca del núcleo urbano, en un lugar estratégico desde el que se podía dominar visualmente la bahía. En esta época, Santander disfrutaba de los beneficios del comercio exitoso de lanas procedentes de Castilla y era la base de la Armada Real. Es en este contexto en el que aparece una figura clave para Santander: el capitán Fernando de la Riva Herrera, responsable de la construcción de navíos para la Corona y propietario de este palacio. Aquí se vio regresar, derrotada, a la Armada Invencible y aquí se aposentaron las tropas francesas del general Merlé ganadoras de la Guerra de la Independencia. El edificio ha sido rehabilitado y hoy es un recién estrenado centro de vanguardia artística abierto al público. Aquí se encuentra el Centro de Demostraciones de Smartsantander 942.203.000

Hospital Universitario Marqués de Valdecilla
______________________

Desde el Palacio de Riva Herrera hay que descender por la calle de la Rosa, atravesando toda la Ciudad Jardín, para llegar hasta el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, uno de los mejores centros sanitarios del país. Fundado en 1929, nació por petición popular gracias al patrocinio de Ramón Pelayo, Marqués de Valdecilla, y sustituyó al antiguo Hospital de San Rafael. Desde sus comienzos, este hospital se convirtió en un centro de referencia gracias a sus innovaciones en el estudio de la medicina. Aquí se crearon, por ejemplo, el Instituto Médico de Posgraduados, que es el primer germen del especialismo médico, y la Escuela de Enfermeras, que puso las bases de la Enfermería moderna en España.

Plaza de Toros 
______________________

☎ Teléfono 942 331 766

La Plaza de Toros de Santander o Coso de Cuatro Caminos es un edificio centenario con un aforo de 11.700 personas. Realizada por Alfredo de la Escalera, tiene 51 metros de diámetro, tendido y dos gradas. Sobre el piso superior hay una arcada de estilo neomudéjar decorada con los ‘hierros’ de las principales ganaderías españolas. Por esta plaza han pasado los primeras espadas del toreo, como José Tomás, Morante de la Puebla, Curro Romero, El Cid, El Juli… Pero el mayor evento vivido en este coso tuvo lugar en 1913, cuando se celebró la ‘Corrida Monstruo’ en la que se lidiaron 18 toros en un mismo día, a cargo de los diestros Vicente Pastor, Cocherito de Bilbao, Torquito, Machaquito, Joselito, Bombita y El Gallo.

VISITA VIRTUAL

Mercado y Plaza de México 
______________________
Sobre el solar en el que antes estuvo el antiguo matadero municipal se levanta hoy el Mercado de México y la plaza del mismo nombre, en homenaje a los indianos que emigraron a ese país y regresaron e invirtieron parte de su dinero en mejoras para la comunidad. El homenaje a este país de acogida de muchos cántabros, se ve reflejado también al fondo de la plaza, donde se encuentra un maravilloso calendario azteca realizado con azulejos coloridos. Junto a esta instalación hay un pequeño palenque, un recinto circular con graderío destinado a las peleas de gallos. En su interior, el Mercado de México ofrece una amplia variedad de productos distribuidos en 32 puestos. La planta sótano alberga un vivero municipal de empresas.