La Casa – Museo de Menéndez Pelayo fue construida en 1876 y habitada desde entonces por la familia de don Marcelino. Años después de la muerte del erudito, en 1912, se abrió al público conservando algunos muebles y enseres en el mismo lugar.

Gráfico extraído de la Guía Oficial de Turismo de Santander