La Fundación Botín ha encargado al arquitecto genovés Renzo Piano, autor de edificios tan emblemáticos como el Pompidou de París, la construcción del Centro de Arte Botín, un inmueble que, recubierto de cerámica blanca, parecerá un palafito que reflejará la luz especial de la bahía de Santander y se integrará con su paisaje. El edificio se asomará al mar con una gran terraza y un trampolín suspendido sobre el agua. En su interior, habrá espacios para la exhibición de obras de arte, pero también aulas dedicadas a la formación. El proyecto también incluye un anfiteatro exterior para 2.000 personas y una gran plaza. El objetivo es que el Centro de Arte Botín se inaugure en 2017, generando un gran espacio ciudadano y recuperando el contacto directo con el mar de una parte importante de la ciudad.