Girando la vista 180 grados, justo de frente a la playa, se puede admirar El Gran Casino de El Sardinero, uno de los edificios más llamativos de la ciudad. Su pulcro color blanco y sus líneas clásicas lo convierten en un buen ejemplo de la arquitectura de la Belle Epoque, una etapa en la que Santander vivió su máximo esplendor. El edificio fue construido en 1916, en el tiempo récord de un año y tiene una escalinata y terraza imponentes, además de dos magníficas torres octogonales que lo flanquean y que completan su perfil, tan característico. Es obra del arquitecto cántabro Eloy Martínez del Valle, que se inspiró en construcciones francesas similares.

Funcionó como casino desde su inauguración hasta 1939 y, después, permaneció prácticamente cerrado hasta 1978, cuando después de una restauración reabrió sus puertas como local de juego, cafetería, restaurante y sala de fiestas. Además, dispone de una sala de exposiciones donde se programan muestras de pintura, escultura y fotografía.

Plaza de Italia
☎ Teléfono 942 276 054
Horarios: Sala de juegos de 20.00 a 4.00 h.

Imprescindible llevar documentación, pantalón largo y zapato formal. Sala de máquinas de azar de 17.00 a 4.00 h.