Santander es una ciudad que destaca especialmente por su contacto pleno con la naturaleza. A la bahía, la numerosa oferta de playas urbanas y la cara rural de Cueto, Monte y San Román de La Llanilla, se le suma un amplio catálogo de parques y jardines que salpican la ciudad de lugares para el descanso, el paseo y la práctica deportiva. Los principales son:

Parque de La Magdalena
______________________

El de La Magdalena es el parque más emblemático de Santander al acoger el palacio que la ciudad de Santander regaló por suscripción popular a los Reyes de España, en 1912. El diseño de los jardines es obra del paisajista francés Forestier e incluye una gran variedad de especies vegetales, que pueden visitarse en horario de 8.00 a 22.00 horas en verano y de 9.00 a 21.00 horas el resto del año. Este parque es uno de los más visitados por los turistas y los propios santanderinos, que encuentran aquí una zona de esparcimiento con muchas posibilidades, al contener un parque marino, una campa para la práctica deportiva, pistas de tenis, mesas y bancos para hacer picnic, un museo al aire libre, playas..

Jardines de Piquío
______________________

Creados en 1925 sobre la roca llamada del Piquillo, separan las playas Primera y Segunda de El Sardinero. De entre los ejemplares de árboles que pueden apreciarse, destaca el olmo común y las acacias de Japón. Este emblemático jardín cuenta con una serie de caminos que se alternan con pérgolas y palmeras de Canarias. Además cuenta con un mirador desde el que se puede divisar todo El Sardinero y cuya barandilla tiene formas ondulantes, imitando las olas del mar.

Parque de Mesones
______________________

Este extenso parque está ubicado a los pies de la Segunda playa de El Sardinero. Su nombre le viene del Doctor Mesones, que fue alcalde de la ciudad y el promotor del espacio. Se construyó sobre lo que fue el antiguo estadio del Real Racing Club de Santander, del que todavía conserva uno de los corners, oculto entre unos setos. Además, contiene las figuras de los payasos santanderinos ‘Hermanos Tonetti’. Entre las especies arbóreas predominan los chopos euroamericanos, los tarays y los plátanos de sombra. En la zona interior hay un estanque artificial rodeado de altos álamos blancos, cuya silueta reproduce la del Puerto de Santander. Además, el parque cuenta con una amplia explanada de césped.

Parque de Mataleñas
______________________

Situado en el Cabo Menor, en una zona paisajísticamente privilegiada, se encuentra el parque de Mataleñas, uno de los más bonitos y frecuentados del municipio de Santander. Desde este parque es posible contemplar unas vistas impresionantes de la zona del Sardinero. Antes de estar abierto al público en 1983, fue la residencia de la familia Pérez Eizaguirre y conserva el diseño básico de la distribución de su arbolado. El diseño de los jardines y el gran estanque de aves se atribuye al arquitecto Whintenhuysen. Cuenta además con una zona destinada a un circuito deportivo en plena naturaleza.

Parque de la Vaguada de Las Llamas
______________________

El Parque Atlántico de la Vaguada de Las Llamas es uno de los mayores proyectos ambientales acometidos en la ciudad en los últimos años. Dispone de un amplio estanque central cuya silueta reproduce el perfil del Atlántico y varias pasarelas cuyos nombres recuerdan a grandes cruceros, una de ellas inconclusa y llamada ‘Titanic’. Además, el parque cuenta con un gran número de especies vegetales procedentes de los países del Atlántico y una red de caminos que es posible realizar a pie, en patines y en bicicleta, un anfiteatro y servicios de hostelería. Este espacio se ha convertido en uno de los favoritos por las familias con niños.

Jardines de Pereda
______________________

Inaugurados en 1905, y renovados recientemente, estos jardines son todo un símbolo de la ciudad más elegante y están situados sobre los terrenos ganados al mar que fueron utilizados como muelle portuario en 1805. Nombrados en honor del escritor montañés José María de Pereda, contienen una escultura en la que este autor aparece rodeado por algunos de los personajes más significativos de sus obras. También se encuentra otro monumento dedicado a la escritora Concha Espina, así como un frontón en homenaje a su hijo, Víctor de la Serna. Además, alberga una gran variedad de especies y árboles de talla importante y en primavera y en verano acoge numerosas ferias literarias y mercados. En estos jardines se encuentra el Monumento al Incendio y Reconstrucción.
Aquí también se ubican la Oficina Municipal de Turismo y un punto del Servicio Municipal de Bicicletas (TUSBIC).

El Parque del Agua
______________________

La ladera sur de la calle Alta alberga el Parque del Agua, denominado así por representar el curso fluvial desde su nacimiento, a través de su recorrido y la desembocadura. Varios paneles informativos ilustran también acerca de la vegetación y la fauna asociados a los cursos de los ríos en Cantabria. Contiene una red de caminos peatonales, varias plazas, un arroyo y lagunas artificiales, así como una vegetación con presencia de hayas, enebros, abedules, encinas y arbustos, principalmente.

La Alameda de Oviedo
______________________

Este parque urbano discurre por una de las zonas más céntricas de la ciudad y está rodeado de una amplia oferta comercial y hostelera. En todo el paseo se alternan espléndidos plátanos de sombra, fresnos y alguna especie tropical, como la yuca. En 1752 ya existía en el mismo terreno una calzada que posteriormente sería el Camino Real de Castilla y, junto a ella, el principio de una alameda. Popularmente conocida todavía como la Alameda Segunda, adoptó el nombre de “Oviedo” en 1909, con motivo de los actos de confraternización entre ovetenses y santanderinos. A principios del siglo XX se solían celebrar aquí las fiestas de Santiago, además de ferias de ganados y bailes con música popular.

Parque del Doctor Morales
______________________

Situado en lo que fue el sanatorio del Doctor Morales, el parque tiene una superficie de 175.000 m² y es conocido por la mayoría de los santanderinos como el parque de la Vaca, por la escultura que alberga de este animal, tan importante para la economía cántabra durante siglos. La zona de juegos infantiles está situada en las cercanías de la entrada del parque junto a un pequeño estanque. Posee una gran variedad de especies, como palmeras canarias, cipreses de Lawson, abedules, castaños de indias, olmos, fresnos, sauces…

Parque de La Marga
______________________

Este parque se construyó sobre el terreno que antes había sido ocupado por naves industriales y es el único pulmón verde del populoso barrio Castilla-Hermida. De entre sus árboles, destaca un conjunto de olivos y ejemplares autóctonos como la cagiga y el alcornoque. También tiene un pequeño estanque con aves acuáticas y una bolera tradicional.

La Finca Altamira
______________________

Un grupo de enormes eucaliptos azules dan la bienvenida a la Finca Altamira, un espacio verde ubicado junto a General Dávila y que además de estar abierto al público en general acoge algunos servicios para la tercera edad. Además de estos eucaliptos, hay castaños de indias y tilos, chopos, saúcos, pitosporos del Japón… Este parque también se caracteriza por tener una parte de su superficie destinada a un proyecto de huertos sociales.

Finca de Jado
______________________

Antes de estar abierto al público, este parque fue una finca particular en la que había una vivienda que hoy está destinada a usos sociales. Cuenta con numerosos ejemplares de distintas especies, muchos de ellos foráneos, propios de ambientes tropicales y de América del Norte. Existe una zona dedicada a los juegos infantiles.