EL CDIS ORGANIZA UNA VISITA GUIADA A LA EXPOSICIÓN SOBRE LA HISTORIA DE LA EMPRESA FOTOGRÁFICA VALCA

  • El comisario de la muestra, Javier González de Durana, será el encargado de guiar la visita que tendrá lugar el jueves 21 de septiembre a las 19.30 horas
  • Las personas interesadas en participar deben confirmar asistencia antes del 18 de septiembre en el correo electrónico cdis@ayto-santander.es
  • Se formará un grupo de 25 personas seleccionadas por orden de inscripción
  • La nueva exposición del Centro de Documentación de la Imagen de Santander puede visitarse hasta el 24 de septiembre y recorre a través de objetos, libros, planos, imágenes y material fotográfico el nacimiento, auge y posterior declive de esta empresa que ocupó un lugar privilegiado en el mercado fotográfico nacional e internacional

El Centro de Documentación de la Imagen de Santander (CDIS) ha organizado una visita guiada a la exposición que recorre la historia de la empresa fotográfica VALCA desde su nacimiento hasta su declive, pasando por los años de apogeo en los ocupó un lugar privilegiado en el mercado fotográfico y radiográfico tanto a nivel nacional como internacional.

La visita tendrá lugar el día 21 de septiembre y estará dirigida por el comisario de la muestra, el historiador Javier González de Durana, exdirector de espacios como el Artium de Vitoria y el Museo Cristóbal Balenciaga de Guetaria.

Las personas interesadas en participar deberán confirmar asistencia a través del correo electrónico cdis@ayto-santander.es antes del día 18 de septiembre, ya que se formará un solo grupo de 25 personas seleccionadas por riguroso orden de inscripción.

Se trata de un recuerdo nostálgico de una industria que experimentó un acelerado crecimiento en paralelo a los cambios y transformaciones que vivió el país desde la Guerra Civil hasta prácticamente la última década del siglo pasado.

La exposición hace un recorrido por la historia de la Sociedad Española de Productos Fotográficos SA (VALCA) al cumplirse 25 años desde que la compañía presentara la suspensión de pagos ante los juzgados de Bilbao, poniendo fin a más de cinco décadas de actividad industrial.

El público puede contemplar objetos, libros, carteles, documentos, planos, fotografías y otros materiales relacionados con las diferentes etapas de VALCA, que dan una idea de lo que supuso la fábrica en una España cambiante desde la dictadura, a la apertura y desarrollismo de los años 60 y 70, y a la llegada de la democracia y la internacionalización en los años 80.

Las visitas pueden realizarse de martes a viernes en horario de 11.00 a 14.00 y de 18.00 a 21.00 horas, y los sábados, domingos y festivos de 11.00 a 14.00 horas en la sala de exposiciones del CDIS (calle Magallanes, 30).

Historia de la empresa VALCA

La idea empresarial nació en 1938, cuando aún no había terminado la Guerra Civil pero el País Vasco y el Valle de Mena estaban ya bajo control franquista. Sus impulsores fueron empresarios que habían luchado en el bando franquista y buscaban con este proyecto servir a las acciones militares.

La empresa se constituyó legalmente en 1940. Entre 1942 y 1944 se levantó el primer pabellón de la factoría, mientras que el segundo y la casa residencia se construyeron en 1945, todos ellos diseñados por el arquitecto Rafael J. Basterrechea.

Desde aquel momento, VALCA vivió un acelerado crecimiento físico, técnico y productivo que la llevó a ocupar una posición de privilegio en el mercado fotográfico y radiográfico nacional e internacional, alcanzando su mayor expansión y sus máximos beneficios económicos en el año 1985.

Un año más tarde, en 1986, comenzó el declive del proyecto, al no adaptarse a la nueva situación derivada del ingreso de España en el Mercado Común Europeo, pero también, por la fuerte competencia de las empresas multinacionales, elevados impagos en el extranjero, insuficiencias tecnológicas y escasa autofinanciación, entre otras causas.

Todo ello condujo a la empresa a sufrir cuantiosas pérdidas económicas, abocándola en sólo seis años al cierre por quiebra. El 22 de enero de 1992 la empresa presentó ante los juzgados bilbaínos la suspensión de pagos e insolvencia y un año más tarde se produjo el cierre definitivo de sus instalaciones en Sopeñano de Mena.